Insertar la foto de tu gato

Gatos y bebés, ¿son compatibles?

Publicado el 26 Abr 2012 comentario/s

Esta es la eterna pregunta de los futuros padres que tienen uno o varios gatos en casa. Pues la respuesta rápida y clara es sí, son compatibles. Si no hay ningún problema añadido, los bebés y los gatos generalmente tienen una relación muy especial, el gato lo verá como un miembro más de la familia a quien defender y mimar y para el bebé es un método rápido para entender lo que significa la responsabilidad y el respeto. La infancia del niño con un gato es una infancia llena de valores y podrá forjar en ambos una gran amistad.

Cuando la mujer y dueña de un gato se queda embarazada, suele pensar que tal se portará el gato con mi hijo o si tendrá celos. Si solo se tiene un gato, la llegada de un bebé a casa puede resultarle un poco frustrante, ya que antes él era el centro de atención. Pero esto puede solucionarse, antes de la llegada del nuevo miembro de la familia al hogar, es interesante que el gato huela la ropita del bebé para que vaya asociando el nuevo olor que pronto inundará la casa.

Cuando el bebé llegue es interesante no frozar la situación, dejar que haya una presentación tranquila, como sentarse en el sofá con el pequeño en brazos y dejar que la curiosidad felina haga el trabajo, simplemente se acercará y olerá, como los bebés se mueven, hay que tener un poco de cuidado con los movimientos bruscos. Si la presentación ha ido bien, seguramente no hayan más problemas. Lo que hay que tener en cuenta y es muy importante, no dejar de lado al compañero gatuno que durante tanto tiempo nos ha estado acompañando y dando cariño. Con un bebé el tiempo parece que se acorta y no se tiene tiempo para todo, pero es importante seguir atendiendo las necesidad del gato, jugando con él, dándole sesiones de mimos y caricias y haciéndole sentir como parte de la recién aumentado familia. En ocasiones el gato también podrá echarte una mano haciendo de niñera, como en este vídeo.

Conforme el niño vaya creciendo, se le pueden ir dando responsabilidades como ayudar en la alimentación, la higiene o el peinado. También descubrirás la paciencia infinita del felino cuando el pequeño humano empiece a investigar a su amigo gatuno, eso sí, siempre hay que vigilar estos juegos, porque los bebés todavía no controlan su fuerza.

Es muy triste que con la llegada de una alegría tan grande como es un bebé, se dejé al gato de lado o incluso se le llegue a abandonar en la calle como a un trasto viejo que ya no hace gracia o ya no nos sirve. Hay que pensar que ese animal que arrancas a la fuerza de tu vida, te ha dado todo y depende de ti tanto como tu hijo, abandonarlo en la calle es llevarle a una muerte segura. Dale una oportunidad, deja que conozca a su nuevo amigo, deja que tu hijo disfrute de una relación que seguro te agradecerá cuando crezca, porque una persona que ha convivido y se ha criado con otros animales, aprenderá lo que es el respeto, la responsabilidad y disfrutará del amor especial que solo puede darte un animal, en definitiva será una mejor persona.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +17 (from 19 votes)
Gatos y bebés, ¿son compatibles?, 89% based on 19 ratings

¿Te ha gustado? Inserta tu comentario:

Video del día

Facebook